Días fratrí-dicos

imagesAsisto atónito en las últimas fechas a una campaña de desprestigio hacia el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. Y es que, mientras ayer era la familia del ya ex jugador blanco, Iker casillas, la que cargaba contra el dirigente, hoy son las televisiones de medio mundo las que reproducen imágenes de “aficionados” madridistas insultando al presidente del club. Entiendo que, como en cualquier empresa, el despido de un trabajador suele provocar una suerte de indignacion colectiva que tiene más de interesada tragicomedia que de sincera preocupación por el infortunio de la víctima. Pero, ¿quién está detrás de todo esto?, ¿unos humildes padres cuyo hijo tiene que marcharse a trabajar fuera de España, (a un país mucho más cercano del que lo hacen miles de hijos de padres españoles cada día)? No lo creo. ¿No será más bien que hay intereses deshonestos con olor a rotativas? Los autores intelectuales de esta maniobra “no andan en desiertos muy remotos, ni en montañas muy lejanas”.

El que para muchos es el gran héroe del Real Madrid ha sido despedido del club y ahora toca buscar culpables. Este podría ser el titular a cinco columnas, si existiera un diario semanal. Porque, es lo que, presumiblemente, ha decidido emprender una nutrida parte de la prensa de este país. ¿De qué voy a comer?, ¿cómo me voy a vestir?, ¿cómo voy a pagar el colegio a mis hijos?, se llevan preguntando muchos tras la marcha de su gran delfín. Sin embargo, estas existenciales y comprensibles preguntas no son las únicas que se hacen hoy. ¿Cómo el presidente osa echar a este jugador?, ¿cómo se le ocurre deshacerse de un “insigne español” sin nuestro permiso?, ¿quién se ha creido que es?, estas son las verdaderas y preocupantes cuestiones que destilan muchos de los artículos que se pueden leer en las principales cabeceras. La prensa no entiende cómo un presidente, elegido por la práctica totalidad de los socios de su club, puede decidir que tal o cual jugador no debe jugar más.

Muchos dicen que el periodismo es el cuarto poder. Hoy el periodismo deportivo en España aspira a ser el primero, aunque para ello tenga que manipular, difamar, injuriar o ridiculizar. Así lo hemos visto últimamente con personajes como Arbeloa, Diego López, o Victor Valdés. Magníficos jugadores de fútbol que fueron puestos a los pies de los caballos porque se debía defender un tipo de interés más particular. Se trataba de controlar el club y para ello todo lo que no interesaba debía ser eliminado. Los métodos utilizados por los subversivos podían ir desde utilizar el patriotismo como arma arrojadiza, el que se opusiera a que jugara el portero del Madrid en la selección sería un vendepatrias o un portugués, hasta provocar que un entrenador decidiera marcharse del club por la insoportable presión que sufrían sus hijos en el colegio. Muchos se han dedicado a poner palos en las ruedas del Real Madrid para torpedear su normal funcionamiento y servirse de él a cambio de poder.

El Madrid, como cualquier club de fútbol del mundo, no puede ser secuestrado por los intereses de un grupo mediático. El Real Madrid es de sus socios y de sus aficionados, y son ellos los que deben juzgar el buen hacer o no de sus dirigentes. De momento, el actual presidente sale a mayoría absoluta por elección. Sin embargo, me gustaría levantar una lanza de esperanza en favor del periodismo deportivo en España. Estoy seguro de que las nuevas generaciones de periodistas, que hoy se funden en el crisol de las universidades, son sabedoras de la apremiante necesidad de dignificar esta profesión. Una vocación que, nada más (y no es poco), debe aspirar a dar voz a los sin voz, a fiscalizar al poder y, sobre todo, a servir. Dejemos por tanto que el periodismo sea una antorcha en la oscuridad, que resalte el esplendor de las cosas y denuncie, si tiene que hacerlo, la roña del vecino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s