“Lo más importante es el fondo, pero en el fondo todo es forma”

oratoria3Si alguien escribe piquito de oro en Google es muy probable que le aparezca la cara del siguiente protagonista. Antonio Fabregat es madrileño, tiene 20 años y desde el pasado 4 de agosto es el mejor orador universitario del mundo en lengua española. Estudiante de Derecho y ADE en la Universidad Pontificia de Comillas ICADE, este joven, que irradia locuazidad por los cuatro costados, es de ese tipo de personas capaz de venderle hielo a un esquimal.

Antonio Fabregat acaba de ganar en Bogotá (Colombia) la quinta edición del Campeonato Mundial de Debate en Español (CMUDE). Durante el torneo, que contó con 215 participantes de 11 países diferentes, los oradores tuvieron que demostrar su manejo de la retórica debatiendo sobre temas como: “¿Debería el Gobierno acoger a los inmigrantes que llegan a sus fronteras?” o “¿Debería implantarse una renta básica?”. El joven, que lleva desde los 16 años subido a un atril, habla con Mirada21 de la importancia de saber hablar en público y de cómo hablan los políticos de hoy.

¿Para qué sirve la oratoria?
La oratoria no solo nos prepara para el mundo laboral sino que nos vuelve personas más eficientes a la hora de comunicarnos, nos abre muchas puertas.

Hay países como Estados Unidos en los que a los niños se les enseña oratoria desde pequeños. ¿Qué ocurre en el caso de España?
En España existe la capacidad pero en los colegios no hay los medios necesarios para que los niños tengan esa oportunidad. La gran mayoría de centros se despreocupa de la comunicación, y los alumnos hasta que no llegan a la universidad, o mas allá de la universidad, no tienen la posibilidad de formarse en sus capacidades comunicativas.

¿Cuál es el nivel actual de los oradores españoles?
Hay que destacar el nivel que tienen los españoles, y parece como que no fuera así. De la delegación española presente en el Mundial, siete de los diez mejores oradores del mundo eran españoles y dos equipos consiguieron llegar a la final. Cuando en España se preparan estas cosas se consiguen buenos resultados. Con este premio por fin se ha hecho un reconocimiento al debate español y hemos podido demostrar no solo a nosotros mismos sino al resto de países el poder que tiene la oratoria en España.

¿En qué consiste un debate y cuáles son las claves para ganarlo?
Depende. Si es un debate como los del Mundial, que es formato parlamentario británico, tienes 15 minutos y en base al conocimiento que posees de un tema estructuras lo mejor posible tu argumentación para que el mensaje quede los más claro y persuasivo posible. Si hablamos de un debate académico, que es el que se hace aquí en España, hay que investigar lo más a fondo posible y crear una argumentación potente para que cuando te enfrentes a otra postura, también muy preparada, tus argumentos sean más efectivos. La clave es la claridad en la trasmisión de información. Tenemos que tener muy claro quién es la persona que nos está escuchando y qué es lo que queremos transmitir. Hay muchas veces que nos equivocamos y utilizamos registros no apropiados para el público que tenemos. Queremos ser demasiado embelesados con las palabras, y lo que hay que ser es lo más didáctico posible.

¿Hoy en día a la hora de expresarnos prima más la forma que el fondo?
Tengo un amigo que dice que “lo más importante es el fondo, pero en el fondo todo es forma”. Es muy importante el fondo, el contenido es esencial, pero sin una buena forma, sin un buen vehículo, el fondo se cae. Por tanto ambas tienen una importancia pareja.  Es cierto que lo importante siempre es el contenido, pero para que ese contenido pueda llegar tiene que tener una forma adecuada.

¿Qué le parece Albert Rivera, Barack Obama o Pablo Iglesias como oradores?
Sinceramente los tres son grandes comunicadores y cada uno tiene sus particularidades. Obama es una persona que cuida mucho los detalles, si te fijas siempre tiene la misma sonrisa y sabe compenetrarse muy bien con todos los grupos sociales. De Pablo Iglesias diré que todas las palabras que salen de su boca están medidas al milímetro. Elige siempre la palabra precisa para llegar a la gran mayoría de la población, desde términos como “la casta” o hasta “las instituciones”. Él piensa mucho sobre todas las palabras que dice y esos mensajes son los que luego calan. Como comunicador es brillante porque consigue su objetivo. Albert Rivera tiene una gran frescura, racionaliza todo lo que dice y explica cosas complejas de la forma más sencilla posible. Rivera ganó una Liga Nacional de Debate y es algo que se nota mucho cuando explica conceptos económicos complejos o temas como puede ser el de legalizar la prostitución.

¿Qué relación guarda el populismo con la oratoria?
La oratoria es una herramienta que el populismo perversa para engañar. Como toda herramienta útil en manos de la perversión puede utilizarse para fines que no son los adecuados. El populismo y la demagogia no son solo oratoria pero en muchas ocasiones se valen de ella.

¿Cree que haberse convertido en el mejor orador del mundo le puede ayudar en su carrera profesional?
El hecho de haberlo ganado no creo, pienso más bien que es el hecho de participar en este tipo de actividades lo que se valora mucho a la hora de hacer una entrevista de trabajo o una exposición oral cuando ya esté trabajando. El hecho de haberlo ganado sirve para llevar el debate en España un poco más lejos y para poder promocionar una actividad que todo universitario debería conocer.

(Leer original aquí) #Mirada21

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s